jueves, 3 de febrero de 2011

IBERIA , CLUB DE FUTBOL

El “IBERIA CLUB DE FUTBOL” se fundó en el año 1932 y estaba formado inicialmente por un grupo de amigos, entre los que se encontraban : Antonio Mira (Toni Chulla), Antonio Ribera (Tonín), Vicente Calvo (Pepayet), Serafín Mira (Serafí), Miguel Durá (Macari), entre otros.

Estos fueron los fundadores, pero pronto se unirían más amigos para poder tener un verdadero equipo; Jaime Durá (Macari), Salvador y Vicente Sanchis, Leopoldo, Raimundo, Vicente (Ginio), Borrasca, Luis Sempere, Cabrera y muchos otros.

El local social y punto de reunión era el bar de “Botana”, y hasta el momento de la fundación del equipo jugábamos en eras y en descampados que habían por los alrededores del pueblo.

Al fundarse, precisábamos de un terreno de juego, que al final nos decidimos por un campo que estaba en “El Almarchal”, pero su propietario era de Castalla. La formación de la Junta Directiva se quedó constituida por unanimidad siendo: Presidente, Ramón Miró Ribera; Secretario, Eduardo Blanquer Sanchis; Tesorero, Julio Sempere Rodríguez; Contador, Miguel Durá Quilis.



Nos encaminamos a Castalla a contratar el campo, cosa que no se pudo conseguir por menos de 225 pesetas al año. Cantidad inaccesible para nuestra economía. Entonces fue cuando surgió la figura de D. Isidro Rico Miralles, padre de uno de nuestros compañeros de equipo, Pepet el de Isidro, el cual se hizo cargo del pago del primer año de arrendamiento.

El campo, lo fuimos vallando poco a poco después de las horas de trabajo, y con los años quedó muy bien, casi con las dimensiones reglamentarias 55 x 80 metros. “El Almarchal” se quedó como nombre del Campo.

La inauguración oficial fue el dia 26 de abril de 1934, actuando como madrinas y efectuando el Saque de Honor las señoritas María La Ea y Concha La Ventana, apodo cariñoso con que se las conocía.





El equipo rival para este encuentro sería el Club Atlético de Biar, al que le entregamos un banderín con la fecha y el escudo de nuestro club. El resultado final fue de 2 a 1 a nuestro favor.

Este partido tuvo su historia, pues ese día amaneció lluvioso, y así continuó durante toda la mañana (ya se dá por sabido que en Onil y en Abril, lluvias mil) así que avisamos a Biar de que se suspendía el partido. Después de comer, salió el sol y el tiempo se despejó lo suficiente como para afianzarnos e ir a prisas y carreras a avisar de nuevo a Biar de que sí se celebraba el encuentro. Ya tenemos al Tío Quico el Tin, con su estridente trompeta, por todas las esquinas del pueblo avisando de que a las tres se jugaría el partido inaugural. Era lógico que se tuviera que jugar a esa hora ya que a las seis eran las tradicionales danzas.

Hubo mucha afluencia de público, pues no dejaba de ser un gran acontecimiento la inauguración del primer Campo de Fútbol que tuvo Onil.

El Club continuó cada día con más socios y cada día más fuerte. A primeros de 1936, nos fusionamos con el Sporting (el otro equipo que había en Onil) para formar un equipo más potente todavía y poder competir con éxito, con nuestros vecinos de Ibi, Biar y Bañeres. Este equipo se llamó “UNION DEPORTIVA ONIL”.

Quiero expresar mi agradecimiento a Mª Teresa Durá y Miguel Durá Quilis, por sus comentarios reflejados en este blog.

No hay comentarios: