viernes, 13 de mayo de 2011

NUEVA INDUMENTARIA GRUPO FOLKLORICO DE ONIL


El Grupo Folklórico de Onil presentó su nuevo vestuario de verano el pasado mes de Abril en nuestras “Danzas”, y lo podran lucir en sus próximas actuaciones de verano en Galicia y en el País Vasco.
Han pasado más de veinte años y los bailadores y bailadoras necesitaban renovarse, sin dejar de lado el típico traje de Colivenc, que también estará presente en sus actuaciones.



La nueva indumentaria está inspirada en la moda levantina del siglo XVIII.
La moda en este siglo estaba influenciada por muchos aspectos, como el clima, la economía, el área geográfica... por lo que la manera de vestirse durante esta época era bastante similar en toda la zona levantina, utilizando y aprovechando todo lo que se tenía cerca.

Onil, un pueblo industrial desde muy antiguo, ya en el siglo XVIII tenía unos importantes telares de lana donde se hacían, fajas, cordellats, delantales y refajos , vendiendo sus productos por toda España y llegando el comercio hasta las indias.
La moda de aquellos años se caracterizó por un gran colorido e incorporación de accesorios.

Moda Siglo XVIII



Las mujeres lucían en la parte superior una camisa larga de algodón que hacía al mismo tiempo de camisón con un escote agradecido. Encima de la camisa llevaban una “coteta o cosset”, de diferentes tejidos como sedas brocadas, espolines, rasos. etc. Algunas de estas “cotetas” también se llevaban con mangas.
Como refajo el “guardapeus”, era la pieza mas común en este siglo, pues la poseían prácticamente todas las mujeres de todas las clases sociales, variando la calidad del tejido y los adornos que trajera. Estas piezas estaban confeccionadas con unos 4 ó 5 metros de tejidos ricos como sedas, tafetanes, rasos, damascos ... y adornadas con puntillas o galones, y sobre todo en esta zona con volantes de varias medidas.
Encima de la falda, el delantal de diferentes tejidos, colores y formas y no tenía por que hacer conjunto con la pañoleta ó pañuelo que se llevaba sobre los hombros. A la cabeza las mujeres llevaban: pintas, cofias, redes, flores etc.

Respecto al traje de los hombres, llevaban camisa de hilo, tanto cruda como blanca, también larga como la de la mujer. Encima el chaleco, que se traía tanto cruzado como abierto, con cuello ó sin el, y fabricado con tejidos ricos como el de los cuerpos de las mujeres.

Moda Siglo XVIII


Encima se ponían la “jupa”, una chaqueta de tejidos mas sobrios y oscuros, como lanas, panas, terciopelos, utilizada para mudar.
En las piernas, varios son los tipos de pantalones, como el “calçó”, de pernal estrechado hasta las rodillas de tejidos similares a los de la “jupa” engalanado con botones. Otro tipo de pantalones son los “saragüells”, que de origen musulmán fueron muy extendidos por todo el levante.
Era una pieza de hilo compuesta por dos pernales anchos fruncidos con una veta a la cintura. Encima del “saragüell”, cuando llegaba el frío, los hombres se ponían la negrilla, que es un segundo pantalon ancho hecho con tejidos similares a los de la “jupa”.
En la cabeza llevaban pañuelos y también sombreros para ocasiones especiales.
Tanto hombres como mujeres llevaban calzas de hilo de muchos colores hasta media pierna, atados con “lligacames” diversos. Y como complementos, lazos con medallas, escapularios, rosarios, joyas, manillas y faldriqueras.

Espero que esta nueva indumentaria sea mostrada por muchos parajes de nuestra geografía y que recoja muchos éxitos.
Gracias a Marcos y Vicent por su colaboración.

No hay comentarios: